¿Qué consecuencias tiene perder un diente?

La pérdida de uno o varios dientes provoca en nuestra boca grandes cambios, tanto a nivel estético como funcional.

 

Para el resto de dientes, perder a una pieza vecina supone prescindir de un elemento importantísimo a la hora ejercer fuerza para masticar, hablar, etc. El espacio que provoca la pérdida de un diente hace que el resto de piezas, la lengua y las mejillas tiendan a ocupar el hueco que deja, provocando así que los dientes cercanos se “tumben” y los contrarios se extruyan.

 

 

La boca está “diseñada” para tener 32 dientes: cuando falta uno o varios, los restantes reciben más fuerza de la ideal pudiendo sobrecargarse, lo que puede provocar dolor a la masticación, movilidad, problemas en la musculatura y la articulación. La acumulación de alimentos en el hueco del diente perdido puede provocar molestias en la encía, acumulación de placa bacteriana, caries con más facilidad  y dificultad en la higiene bucal debido a los recovecos y zonas de difícil acceso, lo que aumenta también el riesgo de sufrir enfermedad periodontal.

 

Además, el hueso que soportaba la pieza ausente poco a poco se va retrayendo, es decir, va disminuyendo, afectando así a la sujeción de los dientes cercanos.

 

El diente contrario (el superior al “hueco”) buscará, a la hora de masticar, el contacto que nunca encuentra, lo que provocará la sobreerupción, es decir, las raíces del diente superior podrán salirse del hueso y la encía, apareciendo hipersensibilidad y, nuevamente, un mayor riesgo de caries, ya que la zona retraída, al no estar cubierta por esmalte, se convierte en una superficie más susceptible al ataque ácido de las bacterias.

 

Es recomendable reponer los dientes perdidos lo antes posible. Cuanto más hueso perdamos, más complejo será reponer ese diente en el futuro y en el caso de que el espacio a reponer se haya perdido debido al desplazamiento de los dientes vecinos, pueden ser necesarios otros tratamientos previos, como la ortodoncia o tratamientos endodónticos.

 

Por lo tanto, es recomendable reponer la pieza perdida a la mayor brevedad posible, para evitar las consecuencias descritas anteriormente y que las opciones protésicas sean más sencillas, menos costosas y complejas.

 

Dr. Bruno Negri

 

 

El Consejo General de Colegios de Dentistas de España ilustra en este vídeo la reacción en cadena que trae consigo la pérdida de un diente.

Escribir comentario

Comentarios: 0

Clínica Dental Integral Dr. Bruno Negri   -   Bruno Negri Dental Training Center

C/ Benito Pérez Galdós, 38 - 03190  Pilar de la Horadada (Alicante)

 

Tel. (+34) 966 766 003 / 661 227 832 (whatsapp)