"Doctor, tengo una caries, pero ya vendré otro día, de momento no me duele”.

 

Afortunadamente, esta frase la oímos cada vez menos en nuestra clínica, pero todavía son muchos los pacientes que tienen este pensamiento, esta forma “equivocada” de valorar  las enfermedades de la cavidad oral.

 

Muchas personas piensan que mientras no duele, ni existe un problema ni una enfermedad. Y nada más lejos de la realidad. El problema está, existe, lo tenemos ahí, pero todavía no se ha manifestado con síntomas detectables (dolor, problemas para masticar, acumulación de alimentos, etc), ya que las caries normalmente, hasta que no provocan sensibilidad o dañan el nervio, no comienzan a doler. La caries dental es una enfermedad de tipo infectocontagiosa causada por bacterias.

 

Y ahí está el quid de la cuestión. Hacer un empaste (restauración) para arreglar una caries es un proceso sencillo. Si lo comparamos con el tratamiento que hay que seguir si nuestra caries avanza en el tiempo y llega al nervio destruyendo gran parte de la estructura dental, será necesario entonces, en la mayoría de los casos, realizar una endodoncia, un poste y una reconstrucción o corona cerámica para poder salvar la pieza y mantenerla en la boca en buenas condiciones. O lo que sería peor, tener que extraerla y reponerla con una prótesis implantosoportada, que sin duda es un tratamiento mucho más complejo y costoso.

 

Nos queda gran camino por recorrer para concienciar a la población de que cuando un diente duele es demasiado tarde. Por ello hay que acudir al dentista antes de que el dolor aparezca, para que el problema, si existe, tenga una solución más sencilla, conservadora y económica.

 

Los problemas de la boca nunca desaparecen, siempre evolucionan produciendo daños mayores. De ahí la importancia de mantener una conducta de revisiones periódicas dos o tres veces al año para evaluar el estado de piezas sanas y de las que ya hayan tenido un tratamiento con anterioridad.

 

Y Cómo dijo el sabio Don Quijote…”Pues te digo Sancho, que la boca sin muelas es como molino sin piedra, y que mucho más ha de estimarse  un diente que un diamante”

 

Así que, a cuidar nuestros dientes :)

 

 

Dr. Bruno Negri

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

Clínica Dental Integral Dr. Bruno Negri   -   Bruno Negri Dental Training Center

C/ Benito Pérez Galdós, 38 - 03190  Pilar de la Horadada (Alicante)

 

Tel. (+34) 966 766 003 / 661 227 832 (whatsapp)