Mejora tu rendimiento deportivo: ¡empieza por tu boca!

La vinculación entre la actividad deportiva y la salud bucodental no es solo estrecha y crucial para garantizar un mejor rendimiento, sino que tiene otras importantes consecuencias. La relación entre la práctica deportiva y la salud bucodental tiene una doble vertiente: por un lado, la práctica deportiva regular suele ser parte de un estilo de vida saludable, que va a limitar los riesgos de alteraciones en la cavidad oral; por otro lado, entre los deportistas de élite, la salud bucodental puede influir en su rendimiento.


El deporte es salud… también para tu boca. La salud bucodental es una parte muy relevante de la salud general, el bienestar y la calidad de vida. De hecho, una mala salud bucodental puede reducir la calidad de vida e inducir una inflamación sistémica que afecta a la salud global. Así, por ejemplo, las enfermedades periodontales, como infecciones que causan inflamación, afectan tanto a las encías como al resto del cuerpo, generando un estado inflamatorio que favorece el desarrollo de enfermedades tan importantes como el infarto de miocardio, la diabetes, las enfermedades coronarias.


El deporte se olvida de la boca.

La realización de un deporte supone un esfuerzo para el organismo, más aún si se trata de un deportista de élite, en el que los requerimientos físicos están muy por encima de la actividad física habitual. Por eso, el organismo debe estar a un nivel óptimo para desarrollar deporte a alto nivel. La cavidad oral, como una parte más de nuestro organismo, tiene que gozar de buena salud para permitir al organismo soportar esos requerimientos físicos que va a necesitar el deportista.


Los problemas de origen bucodental pueden causar importantes problemas a nivel deportivo. Un dolor de muelas como consecuencia de una caries, un absceso periodontal, una fractura o el desgaste de molares por bruxismo puede disminuir la calidad de un entrenamiento, de una competición o incluso dejar al atleta fuera de una competición para la que se ha estado preparando durante tiempo.  Un porcentaje del éxito deportivo puede depender de la adecuada prevención y atención de problemas en la cavidad oral.


Bruxismo y caries, los mayores peligros

La tensión que normalmente acompaña al deportista hace que el bruxismo sea un problema muy frecuente entre los deportistas. Este hábito de apretar o rechinar los dientes acarreará problemas de desgaste dentario, generando hipersensibilidad dental y fisuras y fracturas dentales que provocarán dolor y pérdida de piezas dentarias, lo que incluso puede alterar la función masticatoria. La sobrecarga funcional que se asocia al bruxismo produce también contracturas musculares, que provocarán dolores de cabeza y cuello. Con la mandíbula contracturada es imposible tener un control completo sobre los movimientos de cabeza, cuello y hombros, lo que limitará significativamente el rendimiento en algunos deportes (como el golf). Con la relajación mandibular se consigue un mayor aporte de oxígeno, una menor liberación de las hormonas relacionadas con el estrés y de ácido láctico, lo que aumenta la resistencia del deportista.


Los deportistas tienen un índice especialmente elevado de caries, lo que podría deberse a la dieta que siguen, ya que incluye abundantes hidratos de carbono, bebidas isotónicas, gaseosas y zumos y batidos, todas ellas azucaradas. Además, el estrés al que están sometidos provoca una disminución del flujo salival, lo que contribuye también al desarrollo de caries. 


Recomendaciones

Generalmente, las enfermedades bucodentales son fáciles de prevenir con buenos hábitos de higiene bucodental y relativamente sencillas de detectar y tratar antes de que lleguen a dar problemas. Las enfermedades bucodentales son prevenibles con la ayuda de intervenciones de bajo coste económico e impacto. Pero algunas de las intervenciones requieren cambios de hábitos y cumplimiento a largo plazo, y para conseguirlo debe de incluirse dentro de aspectos más generales de cuidado y hábitos. Estas intervenciones pueden mejorar el bienestar y la salud, así como el rendimiento deportivo. La realización de revisiones periódicas y una buena educación en higiene oral es básica para los deportistas. Muchos equipos deportivos han empezado a incorporar como parte de su plantilla a un odontólogo. Debe hacerse una evaluación periódica de la salud bucodental, especialmente antes de iniciar las temporadas, para evaluar los efectos preventivos y tratar las patologías que aparezcan.


Fuente: www.sepa.es



Escribir comentario

Comentarios: 5
  • #1

    Arica Ocegueda (jueves, 02 febrero 2017 16:28)


    I just like the valuable information you supply in your articles. I'll bookmark your blog and test again right here regularly. I am reasonably certain I'll learn lots of new stuff proper here! Best of luck for the next!

  • #2

    Dr. Bruno Negri (jueves, 02 febrero 2017 16:35)

    Thank you very much for your comment! We hope you like many more articles from our Blog that we will publish soon. Regards!

  • #3

    Rebecca Broder (viernes, 03 febrero 2017 02:49)


    If some one needs to be updated with most up-to-date technologies afterward he must be pay a visit this web site and be up to date daily.

  • #4

    Latosha Rebuck (viernes, 03 febrero 2017 20:49)


    I am sure this piece of writing has touched all the internet viewers, its really really good paragraph on building up new web site.

  • #5

    Kendal Cuthbert (martes, 07 febrero 2017 11:11)


    I like what you guys are up too. This type of clever work and exposure! Keep up the awesome works guys I've incorporated you guys to my blogroll.

Clínica Dental Integral Dr. Bruno Negri   -   Bruno Negri Dental Training Center

C/ Benito Pérez Galdós, 38 - 03190  Pilar de la Horadada (Alicante)

 

Tel. (+34) 966 766 003 / 661 227 832 (whatsapp)