Diabetes y enfermedad de las encías

¿Qué es la Enfermedad Periodontal?

 

La enfermedad de las encías es una inflamación de la línea de la encía que puede avanzar hasta afectar el hueso que rodea y sirve de soporte a los dientes. Las tres etapas de la enfermedad de las encías –de menos a más grave– son la gingivitis, periodontitis y la periodontitis avanzada.

 

¿Cuáles son sus signos y síntomas?

La enfermedad de las encías puede ser indolora, por lo tanto es importante tener en cuenta los siguientes síntomas:

•     Encías inflamadas, rojas, sensibles o sangrantes

•     Encías que retroceden o se desprenden del diente

•     Mal aliento permanente o mal gusto en la boca

•     Dientes con movilidad

•     Pus visible alrededor de los dientes y las encías

 

¿Qué es la diabetes?

La diabetes es una enfermedad en la cual el cuerpo no produce o no utiliza adecuadamente la insulina. La insulina es una hormona indispensable para convertir azúcar, almidones y otros alimentos en energía necesaria para la vida diaria. De los 5.3 millones de niños y adultos en España  que padecen de diabetes (13,8% de la población padece de diabetes tipo 2), cerca de un tercio de ellos ignoran que tienen la enfermedad.

 

¿Qué relación guardan la Diabetes y la Enfermedad Periodontal?

Una investigación reciente ha sugerido que la periodontitis con frecuencia se asocia con la diabetes y puede ser considerada como una de las complicaciones crónicas de la enfermedad. Un estudio reciente que consistía de más de 200 individuos examinó la relación entre la diabetes y la periodontitis. Los resultados del estudio indican que los individuos con diabetes tenían un mayor nivel de periodontitis que los individuos que no padecían la enfermedad.

 

Los factores importantes a considerar al momento de la evaluación del estado periodontal y de la formulación de planes de tratamiento para los pacientes con diabetes, incluyen su grado de control metabólico, la duración de su enfermedad, la presencia de otras complicaciones a largo plazo de la diabetes, la presencia de factores de riesgo simultáneos y su nivel general de salud.

 

Se debe enfatizar la reducción de bacterias y la eliminación del biofilm, tanto por encima como por debajo de la línea de las encías. Esto puede lograrse con el raspado y alisado radicular tradicional además de un excelente cuidado en casa. El tratamiento debe enfocarse en la prevención de la enfermedad periodontal y de la inflamación oral, que es esencial para controlar las complicaciones orales asociadas con diabetes. Por ello resulta fundamental el examen de un dentista experto en periodoncia cada 4 a 6 meses.

 

Sabemos además que la exposición bacteriana es un factor de riesgo para la gingivitis incluso entre pacientes diabéticos sanos, bien controlados, los pacientes deben ser animados a utilizar el hilo dental regularmente y a cepillarse tres veces al día con una pasta dental que ofrezca protección antibacteriana.

 

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Encias GUM (miércoles, 16 noviembre 2016 17:41)

    ¡Qué bien que tratéis en vuestro blog la relación que mantienen la diabetes y la salud oral! Una relación igual de peligrosa que desconocida.

    Cómo bien decís, la exposición bacteriana es un factor de riesgo y por ello el uso del hilo dental debería ser regular, pero, no a todo el mundo le agrada el hilo. Para ellos, recomendamos el uso de cepillos interdentales, como los soft-picks advanced. Ayudan a eliminar la placa interdental y a conseguir una limpieza más profunda.

    ¡Justo este mes, en nuestro blog le estamos dedicando especial atención a los temas de salud bucodental relacionados con la diabetes! Os dejamos aquí el link del taller que impartimos a los higienistas dentales en el Congreso HIDES celebrado hace dos semanas :)
    http://enciasgum.es/diabetes-y-periodontitis-ni-juntos-ni-revueltos/