¿Es la Lactancia Materna compatible con los tratamientos dentales?

 

 

Del 1 al 7 de agosto se celebra la Semana Mundial de la Lactancia Materna y desde nuestra clínica queremos desmontar falsos mitos sobre la incompatibilidad de los tratamientos dentales con esta práctica tan saludable, tanto para la madre como para el bebé.

 

Al igual que en cualquier momento de nuestra vida, durante el tiempo que estés con la lactancia materna, es posible que tengas que acudir al dentista.

 

Las razones pueden ser muchas: necesitas una revisión, hacer una limpieza bucal, te duele una muela, tienes una caries, te sangran las encías, tienes gingivitis o algún otro problema. En cualquier caso, puedes pensar que los procedimientos que se vayan a llevar a cabo en la Clínica Dental afecten a la leche, pero, en general, no hay de qué preocuparse.

 

Si estás dando el pecho y tienes una caries en un diente o algún otro problema bucal, es posible que te preguntes si puedes tomar los medicamentos que te recete el dentista, hacerte radiografías o ponerte anestesia. Resolvemos todas tus dudas:


Medicamentos

Hay muy pocos fármacos incompatibles con la lactancia, y la mayoría de estos están relacionados con enfermedades graves como el cáncer.  Lo habitual es que puedas tomar sin problema los medicamentos que necesites para tu tratamiento dental, aunque sí es conveniente que indiques al dentista que estás dando el pecho para que busque aquellos que tengan un riesgo más bajo (e-lactancia.org).


Y es que en la mayoría de los casos, la cantidad que pasa a la leche es tan pequeña que, por mucho que los tome la madre, no va a causar efectos secundarios en el niño.


Pruebas radiológicas

Radiografías, Ortopantomografias, Tac… ninguna de estas pruebas afecta a la leche materna. Así que puedes hacerte cualquiera de ellas sin problemas e, inmediatamente después, darle el pecho a tu niño. No hace falta que esperes un tiempo ni que adoptes ninguna otra medida de precaución ya que se puede realizar cualquier de estas pruebas sin problema.

 

Anestesia

La anestesia es totalmente compatible con la lactancia, tanto la local como la sedación consciente. La primera es local, por lo que no va a llegar a las mamas. Y la sedación consciente se elimina del organismo antes de que te despiertes y puedas volver a dar el pecho al bebé.


Empastes

Los materiales y componentes de los empastes son totalmente seguros, tanto para la madre como para el bebé. No son tóxicos ni tienen sustancias nocivas. Por lo tanto, no te preocupes, estas sustancias no son perjudiciales para nadie, ni pasan a la leche ni afectan al bebé.

 

Si tienes alguna otra duda sobre la compatibilidad de los tratamientos con la Lactancia Materna, no dudes en consultarnos.

 

 

Dr. Bruno Negri

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0